lunes, 7 de julio de 2008

Por fin, Nadal Campeón de Wimbledon


Ciertamente llevo un día de retraso en la noticia, pero el partido acabó tan tarde que ya no tuve muchas ganas de subirla al blog, porque quería hacerlo a lo grande. No me valía con una escueta nota de compromiso. La ocasión lo merece, y mucho.
Todos los seguidores de Nadal sufrimos con él una de sus victorias más merecidas y trabajadas. No es que sus 4 títulos conseguidos de forma consecutiva sobre la arcilla de Roland Garros tengan menos valor, pero la de ayer fue una hazaña épica y memorable. Solo dos españoles más Santana, hace ya 42 años y Conchita Martinez (triunfo que nunca le ha sido suficientemente reconocido) en la década de los 90 han conseguido triunfar sobre las hierba de Wimbledon. Además se une su nombre al de los dos únicos tenistas que han conseguido ganar Wimbledon y Roland Garros el mismo año Rod Laver, cuya trayectoria tenística reconozco que me resulta desconocida y Bjorn Borg, toda una leyenda del tenis. Venció a Roger Federer en su feudo (ya le dio un aviso con la victoria conseguida en el torneo de Hamburgo). Roger sigue siendo grande, sin duda. Todavía es el número uno, pero ayer quedó muy tocado. Cada enfrentamiento directo (y ya van unos cuantos) que pierde contra Nadal, lo desgasta un poco más. Es sin duda un gran campeón, probablemente como reconoce el mismo Nadal, que practica como nadie la política de la modestia, el mejor jugador que ha existido nunca, pero algo me dice que su reinado está tocando su fin y ayer recibió un durísimo golpe. Roger Federer no solo es el mejor, por ahora, sino que además es todo un caballero sobre la pista, aceptando las pocas derrotas que le propinan (casi siempre de la mano de Nadal) de la forma más decorosa posible y sin duda cuando deje de jugar, que será cuando ya no pueda ganarlo casi todo, algo que ya ha empezado a suceder, los aficionados a este deporte lo echaremos de menos. Porque yo no me imagino al gran Federer peregrinando penosamente por las pistas (como hacen algunos) para ganar algún torneo de tanto en tanto después de haberlo conseguido todo (a excepción del Roland Garros) y haber sido el mejor número uno desde que existe la ATP y durante 5 años consecutivos.
Pero he escrito esta entrada no para ir contra Federer, al cual también admiro y considero todo un virtuoso de la raqueta, sino para ensalzar y rendir homenaje a otro hombre (que por la edad es casi un niño), que con lo joven que es ya ha conseguido cosas muy grandes, y las que le quedan por venir...

Rafa, que grande eres.

Fotos tomadas de elmundo.es

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué disfrutaste del partido? Yo me lo pasé pipa a pesar de las interrupciones que hubo y de lo largo que se hizo, pero mereció la pena, fue una ocasión única. Beso Masú

Las cosas de Lina dijo...

Anda, que resulta que eras tú. Lo vi en mi correo y como ponía anónimo no me fijé en la firma. Pues te he contestado largo y tendido via e-mail. Las vacaciones bien?

Un beso.
Bueno ya sabes el notición no? se nos casa Carmela